Sangrado y distancia de seguridad

El sangrado, a veces llamado sangría, es el borde que sobresale por fuera del formato final del impreso. Sirve como zona de seguridad; después de la impresión es recortado por una máquina cortadora (o guillotina). 

El formato final con inclusión del sangrado es llamado (por nosotros) formato de datos.

Para que las imágenes, textos y otros elementos del diseño no sean recortados, es importante respetar una distancia de seguridad adicional con respecto a cada borde del formato final.

Resumen de lo más importante:

  • Sangrado: 2 mm alrededor (salvo que se indique lo contrario)
  • Distancia de seguridad: 4 mm respecto del formato final (salvo que se indique lo contrario)
  • Deja que los elementos de diseño (p.e. colores, gráficos o patrones de fondo) sobresalgan del formato final hasta llegar al borde del formato de datos, es decir, rellena también el sangrado

Datos de impresión correctamente creados:

Imagen izquierda: los datos de impresión con 2 mm de sangrado y 4 mm de distancia de seguridad

Imagen derecha: tarjetas de visita impresas, limpiamente recortadas y con distancia de seguridad óptima

¿Por qué es necesario el sangrado?

Al cortar para dar el formato final pueden ocurrir desviaciones de hasta un milímetro. Para que el producto impreso se pueda recortar limpiamente en su respectivo formato final, se debe añadir un margen suplementario en los datos de impresión. El sangrado sirve de margen para las posibles diferencias de corte.

Si los datos de impresión no tienen sangrado, o si el mismo es completamente blanco, pueden ocurrir «quemaduras» molestas, en consecuencia se verán bordes blancos alrededor del formato final. También es posible que se recorte una parte del motivo de impresión.

Además del sangrado, la distancia de seguridad procura evitar que se recorten los textos y elementos del diseño.

Imagen izquierda: datos de impresión con margen suplementario en blanco y distancia de seguridad insuficiente

Imagen derecha: tarjetas de visita impresas con «quemaduras» y elementos de diseño recortados

Si en tus datos de impresión no se ha incluido ningún sangrado, o si este no es correcto, te lo advertimos al final de tu subida de datos con un mensaje. Así, tendrás la posibilidad de volver a adaptar tus datos de impresión. Si esto no sucede, añadimos automáticamente un sangrado. No obstante, en algunos casos pueden ocurrir alteraciones de la imagen impresa. No se puede garantizar un recorte óptimo.

¿Qué más se debe tener en cuenta al crear el sangrado?

En tus datos de impresión, crea un sangrado perimetral de 2 mm, salvo que se indique lo contrario.

El sangrado no se puede dejar sin color, ni tampoco rellenarlo de color blanco. Debes prolongar los motivos de fondo hacia fuera del formato final, hasta el borde del formato de datos. Pero no debe haber contenidos de imagen importantes que sobresalgan del formato final, puesto que estos pueden ser recortados.

Vista de datos de impresión: el motivo del fondo rellena el margen suplementario hasta el borde del formato de datos

¿Qué más se debe tener en cuenta en la distancia de seguridad?

Las informaciones gráficas y de texto importantes se deberán ubicar a una distancia mínima de 4 mm del formato final, salvo que se indique lo contrario.

Si se suma el sangrado, entonces dichos elementos deberán estar como mínimo a unos 6 mm del borde del documento de datos de impresión. 

Vista de datos de impresión: los textos y elementos gráficos están colocados con suficiente distancia de seguridad con respecto al borde del formato final

Ten en cuenta que en los productos como catálogos o revistas con encuadernación en espiral podrían ser necesarias distancias de seguridad más grandes. Encontrarás más información al respecto en la sección «Notas sobre datos de impresión» en cada página de producto.

¿Mi archivo de datos de impresión puede contener marcas y líneas auxiliares?

Para crear tu producto impreso, en el programa de diseño puedes utilizar las correspondientes marcas y líneas auxiliares. 

Al exportar los datos de impresión, no incluyas ninguna marca de corte, pliegue o referencia.  Nosotros colocamos tus datos de impresión automáticamente centrados sobre el pliego. No se necesitan marcas ni franjas de control de colores.