Aplicación del color

La aplicación total del color se calcula de la suma de los canales de color.

Aplicación máxima del color

La aplicación máxima del color indica la suma de los diferentes canales de color que, en función del tiempo de producción y del papel/sustrato de impresión, se pueden aplicar como máximo en el curso del proceso de impresión.
Una aplicación de color excesiva durante la impresión ocasiona que el color, debido al tiempo de secado incrementado, se deposita en el siguiente pliego.

Nuestras recomendaciones para la aplicación máxima del color son:

  • Papeles estucados: 330 %
  • Papeles sin estucar: 300 %
  • Impresión rápida: 260 %
La aplicación total del color se calcula de la suma de los canales de color.

Ejemplo:

Superficie verde oscura con la composición 100 % cian, 40 % magenta, 100 % amarillo y 60 % negro


Aplicación del color = 100 % C + 40 % M + 100 % Y + 60 % K = 300 %

Aplicación mínima del color

Una aplicación del color muy escasa ocasiona que el color se reconozca poco o nada en el producto impreso, según el sustrato y el proceso de impresión. Por consiguiente, recomendamos una aplicación mínima del color de un 3 al 5 % por canal de color, con lo que un color se puede componer de un solo canal de color (por ejemplo 5 % cian, 0 % magenta, 0 % amarillo, 0 % negro).

Una aplicación del color muy escasa ocasiona que el color se reconozca poco o nada en el producto impreso.

Ejemplo:

Superficie rosada con la composición 5 % cian, 5 % magenta, 0 % amarillo y 0 % negro


Aplicación del color = 5 % C + 5 % M + 0 %Y + 0 % K = 10 %

En general, para un tiempo de producción normal recomendamos respetar una aplicación máxima del color del 300 %.

Para pedidos rápidos y exprés usted no deberá superar una aplicación máxima del color del 260 %. De lo contrario, no se podrá excluir un depósito del color sobre el siguiente pliego debido a los tiempos de secado muy breves.